23 enero 2007

¿Por que no hay reseñas hoy?

Este ha sido un fin de semana intenso... Creo que es la primera vez en mi vida que tengo tantas actividades concentradas en tan poco espacio de tiempo. La verdad es que no me quejo, aunque acabé físicamente agotado el fin de semana ha sido muy productivo y me ha cargado las pilas para enfrentarme de nuevo a una semana de monotonía.

El viernes tuvimos la... ¿quinta? KDD de la MLComics en Barcelona, que ha logrado batir records de audiencia al ampliarse a KDD blogera. A los tres de siempre (Yo, Iñaki y Francesc) se nos unieron Damia, Jotace, El Tete y Chacal. Como siempre fueron unas horas de charla ininterrumpida, buena onda y cervecitas con bravas.

La única pega de la kdd fue que no cabíamos en el bar de siempre y fuimos a uno cercano, donde tuvimos que quedarnos a la intemperie en la terraza. Y encima nos echaron pronto, pero a esa hora ya había sitio en el Napoleón e hicimos la última allí.

El sábado toco madrugar, torneo de Heroclix “Green Power”. Últimamente hacemos torneos diferentes en el Templo y la Torre, en este caso todas las figuras tenían ser verdes o vestir de verde. ¡Tras tres partidas emocionantes logre alzarme con el primer puesto revalidando mi título de campeón del 2006! Pero claro, lo importante es participar.

Había quedado para ir al cine a las cinco, así que me quede a comer con la gente del Templo para discutir el tema de la página Web. De momento hemos montado el esqueleto e integrado un gestor de noticias para ir poniendo las novedades. Esperamos tener la Web plenamente operativa en breve antes de darle mayor difusión.

A las cinco llegue puntual al fnac (punto de encuentro por excelencia) y ya me estaban esperando. Nos encaminamos hacia el Maremagnum, ya que queríamos ver la película del Truco Final y no la hacían en el cine donde íbamos a ir. Me suele gustar pasear, pero con unos 20 kilos de frikismos en la mochila la caminata se me hizo muy difícil.

La película.... bien... entretenida, no era lo que yo me esperaba, y no creo que aguantase un segundo visionado.

Pero el día no había acabado, esa noche me habían invitado a una fiesta en casa de una amiga. Solo conocía a dos personas de las quince que habría en la casa, pero el Singstar es ideal para perder cualquier vergüenza que te quede.

Sin dormir, llegue a mi casa con el tiempo justo de ducharme y coger las cosas de la parada. Ni resaca ni sueño, monte tranquilamente la parada como cada domingo y... las primeras horas fueron soporíferas hasta que PUM, a eso de las 11.30, empezó a llegar gente hasta los topes y a gastarse el dinero.

Buena recaudación, Raúl es feliz. Da gusto ver los frutos de tu trabajo.

Tras recogerlo todo llego a casa y recuerdo que... ¡por la tarde también había quedado! Una amiga, tras cinco años de estar pagando “sobre plano”, ya tenia las llaves de su piso y quería enseñármelo. Por suerte habíamos quedado suficientemente tarde para que pudiera hacer una siesta de dos horas.

Me encanto el piso, y eso que aun no tenía muebles, y cada vez que visito un piso así me tienta más la idea esta de tener casa propia. Lastima que mi sueldo y los precios de los pisos no sean compatibles.

Volví a mi casa sobre las diez, el cansancio comenzaba a acumularse y me fui a la cama pronto. Intente leer algo antes de dormir, pero no conseguí pasar del segundo capitulo del tomo de Hulka y caí el brazos de Morfeo.

Y es por esto por lo que hoy no hay reseñas.

3 comentarios:

  1. Claro, por eso el domingo me hiciste ese pedazo de descuento: estabas muerto de sueño!!!

    ResponderEliminar
  2. Envidia cochina de tener un finde con tanta vida social y tantas cosas por hacer,en serio :(

    ResponderEliminar
  3. Fotos, fotos, fotos, plis!!!
    Que los chicos de Entrecomics son muy tímidos y no las quieren mostrar!!!
    Raúl, venga, andaaaaaa, vamosssss,...

    ;-)

    Besitos

    ResponderEliminar