05 noviembre 2006

Crónicas del Mercat



Hola, hoy vamos a ocuparnos de un caso realmente espeluznante, una fría mañana de domingo. Un honrado tendero abre su parada dominical en el Mercat de Sant Antoni y comienza su rutina. Poco podría imaginar que su mundo iba a cambiar completamente cuando entrara en...

La dimensión desconocida



Las primeras ventas el día comienzan con siendo habituales: Unos Gen 13, un tomo de Héroe 2, un X-23.... pero enseguida llego el primero de “ellos”. Una señora de color acompañada por un adolescente se me acerca y pregunta:

  • Tiene libros de texto?
  • No
  • Vaya, me habían dicho que aquí tenían. ¿No tienen en todo el mercado?
  • Lo siento señora, me temo que no.
  • En fin, seguiré preguntando.

Podría haber sido un incidente aislado, pero poco después un amable anciano se acerca y pregunta...
  • Tienen juegos de cartas infantiles?
  • No.
  • Sí, de esos antiguos, con dibujitos
  • Lo siento señor, me temo que no.
  • En fin, seguiré preguntando.

Que cosa más rara, diría que acabo de tener un deja vú. ¿Habrán restaurado un backup en Matrix? Una señora me saca de mis cavilaciones

  • ¡Hola! ¿Tienen algo de Agatha Cristie?
Aunque mi primer impulso fue decirle: “Algo en plan reliquia? Una falange o el cráneo?” le respondí
  • - No
  • - En fin, seguiré preguntando.

Yo diría que esta claro que tengo una parada de comics, he tenido algún libro alguna vez, pero esto no es normal es como si pidieses manzanas en la carnicería.

  • Hola, ¿tienen algo de “La peña dels Tigres”?
  • Huuuum
  • ¿Si?
  • No.
  • Oh, seguiré preguntando.

Que será eso? Definitivamente algo raro pasa.

  • Hola! Cromos de Picar?
  • No, no tengo cromos...de picar?
  • Bueno, seguiré preguntando.
Quizas eso sea algo como los sellos de LSD pero con heroína.

Espera un momento, esta gente esta yendo de parada en parada, repitiendo una frase una y otra vez, una frase correcta gramaticalmente pero completamente fuera de contexto... yo he visto ese comportamiento...
¡Son extraterrestres como los de GANTZ!




¿Que iba a hacer con tal conocimiento? ¿Sería capaz de enfrentarme a ellos para salvar el mundo?

Pero claro, no contaba con que ellos podrían saber que yo lo sabía.
Un joven, ojeroso y de mirada perdida, se me acerca por el lateral de la parada.

  • Aquí nadie ayuda a nadie
  • No
  • ¿No tienes dinero?
  • No
  • Jo, solo pido 1000 euros, no tienes 1000 euros?
  • No (mas quisiera)
  • Aquí solo sonrisa hipócrita y a vender.
Observación: Conversación 100% real.

Después de pensar que un monosílabo más podría provocar una respuesta violenta decido ignorarle hasta que se va.

No podía ignorarlo, era un aviso. Estan entre nosotros entre vosotros y no podemos detenerlos...

O quizas sí



5 comentarios:

  1. joer, y yo que te pido un manga, y resulta que no lo tienes.

    ¡¡VENDIDO!!

    ResponderEliminar
  2. Joer, cada vez me gusta mas tu blog... sigue asi niño!

    (Deberias hacer un post sobre las 10 cosas mas raras que te han pedido nunca... y no digo en la cama, sino en la parada, malpensao...)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:39 p. m.

    Buenas,

    y yo sin saber qeu tenias un blog

    la verdad es qeu esta muy bien por lo que he podido leer.

    Creo que cada dia somos más los que tenemos la "necesidad" de explicar nuestras aventuras.

    Por cierto, yo tambien creo que los clientes hacen preguntas extrañas (por no decir qeu son subnormales) a veces. Si pasa en la empresa grande, imaginate en una parada

    A ver si te estiras y me dejas una firmita a mi tambien

    Saludos

    Aitor

    ResponderEliminar
  4. Yo doy fe de todo ello!! es más, el tio de los 1000 euros era pa morirse de miedo!! no sé cómo hubo huevos de responderle... T__T y lo peor es que la conversación, a parte de brutalmente desubicada, fue muy sincera XDDD

    ResponderEliminar
  5. Y ...¿por qué se llama "parada"?
    Purita curiosidad.

    Besitos,
    Mar

    ResponderEliminar