25 febrero 2016

La inevitable rendición a lo digital

La gran mayoría de compradores de cómics que conozco pasan de los treinta, muchos de nosotros llevamos desde nuestra adolescencia acumulando comic tras comic, grapa tras grapa, tomo tras tomo. En épocas se compra más, en épocas se compra menos.. pero el material siempre tiende a crecer hasta que el espacio se agota...  uno se vende cosas, se hacen purgas de espacio... y se consigue paliar la situación temporalmente...

Pero al final los libros y los comics lo invaden todo. Las pilas de material se acumulan de forma que es imposible tenerlo ordenado y saber donde esta cada cosa: Cajas, estanterías, cajones... todo al final acaba lleno de material que, probablemente, no vuelvas a leer en tu vida. Los guardas porque lo has coleccionado, es parte de tus recuerdos y no te planteas deshacerte de ellos... OK Pero hay que ser práctico, la cosa no puede seguir creciendo a este ritmo.

Hace un par de años ya cayó el ebook digital, un concepto al que yo era muy reticente, al ser siemprecomprador de libros tochos y no me veía leyendo en una pantalla. Pero dí el paso, y cambio mi forma de leer libros, leer en el ebook es cómodo y práctico. Sigo comprando alguna saga por coleccionismo. Pero ya no miro las pilas de saldo en los mercats "a ver que encuentro", ni pago los veintitantos euros de un libro recien salido "para ver que tal es". Compro libros que ya he leído, porque me han gustado, o libros que se que me van a gustar.... Y en el ebook se acumulan decenas de libros recomendados por amigos y conocidos... libros para toda una vida...

Pero los cómics son algo muy diferente, en color, con imágenes... costaba imaginar una transición a lo digital de forma comoda. Y las primeras impresiones de la gente que leía comics con las primeras tablets (de pocas pulgadas) no es que fueran muy halagueñas. 

Poco a poco el tamaño de las tablets creció, su precio fue bajando, y con el paso del tiempo cada vez más gente me comentaba que habia hecho el salto. Nadie se arrepentía. Un conocido me enseño la tablet de 10' un día y pude comprobar como, la lectura era comoda y, aunque la pantalla tenía brillo, el color y la forma de las viñetas era más que buena.




Convencido de hacer la prueba, hice mi carta a los reyes y hace un par años me regalaron mi primera tablet, una Fnac sencilla que se bloquea periodicamente, pero que es completamente funcional con la aplicación para leer comics tanto en aplicaciones legales como alegales.

Los puntos a favor, con suma facilidad tienes una infinidad de comics, desde clásicos hasta las novedades de la semana. Comics en castellano, en inglés, traducciones hechas por fans... decenas, centenares, miles de páginas esperando leer y eso también es un problema...
Me explico, sl principio guardaba los comics ordenados en carpetas y esperaban su lectura. Luego acabe asumiendo que el coleccionismo digital no tiene sentido y empece a seleccionar mucho más las descargas... hasta que al final me dí cuenta que pasaba más tiempo planificando las lecturas que leyendo en sí... porque me resultaba incomodo leer en digital....
Así como una pantalla de e-book no cansa, el brillo (aun al minimo atenuado) de una tablet acaba cansando la vista y el peso de la misma no acaba de ser comoda... leía cuatro o cinco números. lo dejaba reposar y acababa volviendo a coger un tomo de la estantería.

No dudo que el futuro pasa por ahí, y cuando hagan libros de tinta electronica en color para leer comics seré el primero en probarlos, pero de momento creo que aún quedan un par de huecos en la estantería ;)







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada