03 octubre 2008

¡Gracias al clip!

Situación:

Llego a mi casa a las once de la noche tras un duro día de trabajo. Estoy cansado, he sudado en el metro y llevo media hora con "el apretón" esperando llegar a mi dulce hogar para asearme.

Entro, dejo las cosas y cuando voy al baño.... la puerta no se abre. El pomo no gira. Esto indica que alguien ha cerrado por dentro pero... si estoy solo en casa! ¿Habrá algún ladrón dentro?
Supongo que el otro día deje el bloqueo activado y la puerta se ha cerrado por la corriente. Vale. Pero entender la situación no me soluciona nada... ¡QUIERO ENTRAR!

Puse mis neuronas a trabajar (a las dos), ya que lo que me ha pasado a mi puede pasarle a cualquiera. Y me fijo que el pomo por fuera tiene un agujerito fino. ¿Servirá para algo?

Se me iluminó la bombilla, y recorrí la casa en busca de algo para meter dentro del agujero hasta encontrar un clip perdido en un cajón:


Abrir el clip, meterlo por el agujerito... y la puerta se abre con un ÑEEEC. Estoy salvado!

NOTA MENTAL: ¡Tener siempre un clip a mano!

3 comentarios:

  1. Jeje, en mi casa pasaba lo mismo y usábamos las horquillas para el pelo de mi madre.

    Lo malo era cuando te quedabas encerrado DENTRO DEL BAÑO y el pestillo no se podía abrir. Entonces sí que estabas jodido.

    ResponderEliminar
  2. alucinad:también cabe un bastoncillo de los oidos XDDD

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:32 p. m.

    Nosotros en casa lo que utilizamos es un palito de los pinchos moruno xD.

    Christianspi

    ResponderEliminar