22 agosto 2008

Elfen Lied

Estoy trabajando en vacaciones, lo cual sería algo malo si no fuera porque no hay casa nada que hacer, salgo a las tres, y el trayecto en coche hasta mi casa son veinte minutos en vez de la hora y media habitual.

Esto hace que tenga muchas tardes libres en una Barcelona desierta, con las tiendas cerradas y poca gente disponible para quedar, así que me he dedicado a avanzar la pila de lectura, ir un poco al gimnasio (básicamente para recordar donde esta) y a perder el tiempo delante de la pantalla del ordenador… y eso que, en teoría, tendría que empezar a preparar cajas para la mudanza…

Así que la semana pasada, para pasar la tarde, me puse a ver series anime que tenía pendientes y empecé con una que me habían recomendado hace tiempo pero de la que no sabía ni el argumento: Elfen Lied

Cuando vi este opening aluciné, la música y las imágenes inspiradas en Gustav Klimt se unían creando un clima de belleza y tristeza…

Y luego llegan los primeros diez minutos del capitulo. Donde vemos como una chica con cuernos y extraños poderes escapa de un centro de investigación matando a todo ser humano que se cruza con ella, hasta que es abatida y cae al mar. Diez minutos de casquería que te dejan clavado en la silla.

Por otro lado aparece el protagonista, Kouta, chico recién llegado a la ciudad para estudiar que se reencuentra con una amiga de la infancia y que va a vivir en una casa grande.

La “casualidad” hace que se encuentre con esta chica, que parece haber perdido la memoria y la capacidad de hablar. Ahora la chica es dulce y cariñosa, repitiendo siempre la palabra “Nyu” (vamos, que es clavadita a la Chi de Chobbits).

La clave de esta serie es esta dualidad, por un lado esta la trama de los Diclonius. Ocasionalmente nacen niños con cuernos, estos niños cuando crecen desarrollan instinto asesino y un poder mental que les permite matar a todos los de su alrededor. En el proyecto de donde escapa Nyu se experimenta con esta nueva raza y se les tortura para transformarlos en armas… aunque solo sean niñas…

El proyecto no ve aceptable que se haya escapado Nyu y utilizará todos los medios a su alcance para recuperarla, incluidos otros diclonius… porque no hay que olvidar que es una asesina despiadada.

Por otro lado esta la trama “shojo”, nuestro protagonista mete a Nyu en casa y sufre los celos de su antigua amiga (que esta enamorada de él). Poco a poco nuevas chicas iran llegando a la casa, causando alegres situaciones que contrastan con la trama de la serie. Kuota es mantenido en la ignorancia y mantiene la fe en la bondad de Nyu aunque ella misma sabe que no lo merece.

Es de agradecer que la mayoría de personajes sean tridimensionales, aunque metidos en su papel la serie se molesta en dar detalles de su vida, sus motivaciones y sus sentimientos, incluso los que parecen más secundarios.

La crudeza de la serie se ve acentuada cuando las dos tramas se unen, descubriendo secretos del pasado que afectaran a todos… ¿Puede una asesina sin escrúpulos amar y ser amada?

En resumen, una serie muy recomendable. Y suficientemente corta (13 episodios) para poder disfrutarla en un par de días de aburrimiento.

1 comentario:

  1. Anónimo3:12 a. m.

    mi dios si eso pasara en realidad y empezaran a anacer niñas con esas carateristicas fenotipicas tan comunes para los diclonius seria bastante serio para la humanidad :D

    ResponderEliminar