23 octubre 2007

Se acerca el salón del manga...

Durante muchos años los Salones eran para mí cuatro días de trabajar a destajo.: Madrugar, muchas horas de “aguantar” delante del público... y ver como el dinero entraba en la caja como agua....

Huelga decir que eso era cuando trabajaba por cuenta ajena, porque desde que me he independizado en el Mercat voy a los salones como un visitante más.

Y mira que cada vez que se acercan las fechas de un salón me planteo el montar un stand propio... pero el precio del mismo, la falta de material, el poco tiempo libre para prepararlo todo, que los salones “ya no son lo que eran (en ventas)”... todo me va frenando y al final lo dejo pasar.

Y llega la noticia del nuevo salón del manga. Históricamente el Salón del Manga es mucho más lucrativo que el del comic. Se vende más merchandising y los márgenes de beneficio suelen ser mayores. (Aunque tres días escuchando karaoke otaku pueden acabar con los nervios de cualquiera.)

Así que, como cada año, me plantee ir.

Hay que tener en cuenta un detalle, el año pasado el salón del manga fue un caos. Cosas kilométricas, gente apelotonada, policía manteniendo el orden... El recinto de la Farga se había quedado pequeño, todo el mundo lo veía y era de prevé que este año se tomaran medidas para evitar problemas mayores.

Y las han tomado:

Se ha dividido el salón del manga en tres recintos: Uno para las tiendas, otro para películas y otro para las actividades de escenario.

De esta forma se evitan las aglomeraciones, los recintos están suficientemente cerca para poder ir de uno al otro andando sin problemas y los visitantes podrán moverse con más libertad.

Pero, aunque para el visitante la solución es bastante aceptable, hay un problema importante para las tiendas: Se han quedado “solas”.

El salón del manga se nutre de los eventos otaku: Cosplay, karaoke, charlas, clases e incluso firmas de autores. La mayoría de gente que va al salón no va a comprar nada concreto, sino a pasarlo bien con sus amigos. Muchas de las ventas que se realizan son por impulso, por “ver algo que les gusta”, más que por tenerlo planeado.

No dudo que la gente pase por las tiendas y se deje los dineros, pero creo que con esta distribución se perderán muchas ventas “casuales”. Aunque, quien sabe, es posible que queden compensadas por el hecho de que la gente que vaya por las tiendas tenga una intención de compra más clara.

Aun así, este año tampoco montaré stand. Eso sí, nos vemos en el salón J

6 comentarios:

  1. Pero nos libraremos de tener que ver a gente disfrazada berreando en rompe timpanos Karaokes...

    ResponderEliminar
  2. Hombre, yo estaré más a gusto porque no pienso visitar ni la zona de proyecciones ni la de karaoke.

    Daré vueltas por los stands de tiendas y editoriales, veré las exposiciones, y todo mucho más tranquilo.

    Que para las tiendas es una putada, ya, pero para los clientes como yo es una ventaja.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón, se van a perder un montón de ventas. Muchas veces los salones son la excusa para ver a los amigos y hacer algo diferente. Comprar, se puede comprar en cualquier parte. A ver qué tal sale el experimento :)
    ¡Saludicos!

    ResponderEliminar
  4. yo lo que creo es que mucha gente pasará del auditorio y del escenario, e iran solo por las tiendas... vamos, lo de siempre, ¡¡que se gasten de una vez los cuartos y lo pongan en la plaza de españa! que ya va siendo hora.
    Almenos yo no iré a ninguna otra que no sea la de las tiendas, y ya.
    Así que Tete seguro que nos vemos jeje

    ResponderEliminar
  5. haz fotos cojones.y a los tios buenos tambien xDDDD

    *LoKKie y susu supercomentarios xD

    ResponderEliminar
  6. Jooo... otro año que no puedo ir...

    En fin, ya contaréis que tal el experimento y a ver si el que viene sí que puedo...

    ResponderEliminar