09 febrero 2007

Reseñas: Adam Strange, Guerra Rann-Thanagar

Hoy el despertador ha sonado la friolera de seis veces, seis veces mi mano ha salido de entre las sabanas tanteando y ha golpeado al botón. Lo curioso es que hasta la sexta vez no tengo consciencia de haberme despertado.

Cuando por fin logro levantarme miro por la ventana los cielos nublados, buff, que desgana. Sigo cansado como si no hubiera dormido nada. Me tienta mucho mandarlo todo a paseo y quedarme durmiendo unas horitas más, pero extraigo fuerzas y me levanto al fin.

Tres cafés después comienzo a tomar consciencia del mundo que me rodea. De alguna forma he llegado al trabajo y he terminado toda la faena pendiente. Curioso. Lo malo es que si todo va bien ahora me esperan cinco horas de inactividad.... hum... buen momento para hacer un par de reseñas de lo que leí el lunes gripal.

Adam Strange: Adam Strange es el clásico héroe de space opera, como Flash Gordon o Buck Rogers se ve arrancado de su mundo natal para integrarse en una sociedad futurista donde logra fama y fortuna. Mientras que el la tierra Adam no es nadie, en Rann es una celebridad, casado con la hija del jefe de estado y adorado como un héroe. La peculiaridad de este personaje es que el “Rayo Zeta” que le transporta de la tierra a Rann es de efecto limitado, y tiene que volver a usarlo periódicamente para mantener su vida de ensueño.

La historia comienza de una manera más que tópica, con un Adam Strange atrapado en la tierra siendo interrogado por dos policías que, evidentemente, no se creen nada de su historia. Este interrogatorio sirve al guionista para presentar al personaje, aunque no hayas leído nada se logra resumir perfectamente su trasfondo y porque ha llegado a su deplorable estado.

Pero esto acaba rápido, la llegada de dos caza recompensas intergalácticos le permite obtener los medios para salir de la tierra y volver a... un sistema solar devorado por una nova. Adam se niega a creer que Rann este destruido y comienza entonces un gran paseo por el universo cósmico DC. A nivel de aficionado es una gozada volver a ver a la L.E.G.I.O.N., los Omega Men y el sistema Vega o los DarkStars.

Miniserie que engancha, las piezas del puzzle se van encajando poco a poco y tiene “engaños”, el final es... espectacular. Lo malo es que este final continúa en la Guerra Rann-Thanagar.

Esta miniserie venia precedida por una gran fama. Todo el mundo coincidía en que la historia era una maravilla de corte clásico y los dibujos de Ferry eran poco menos que espectaculares. Y la verdad es que no decepciona. Los dibujos de Ferry son preciosos, uno puede detenerse a admirar detallitos en cada viñeta y el uso del color le da un tono “europeo” bastante acertado a la historia.

Valoración: A los tomitos DC

Guerra Rann-Thanagar: Así como todas las críticas del anterior tomo habían sido positivas, casi todas las críticas de esta historia que he leído han sido negativas... y la verdad es que, aunque coincido que es la miniserie más floja de las de Cuenta Atrás a Crisis Infinita, no la he encontrado TAN mala. Después de haber leído Invasión la verdad es que me apetecía tener otra visión “galáctica” del universo DC, y este tomo lo cumple con creces.

¿Y de que va? Pues de una guerra entre Rann y Thanagar. Rann es un planeta pacifico con alta tecnología, Thanagar es un planeta de guerreros alados. A estos dos bandos del conflicto se suman otras razas como los Khunds, el imperio Araña o los Dominadores. Por otro lado las “fuerzas policiales” como los Green Lanterns o los Darkstars intentan paliar los daños la guerra sin interferir.

Todo esto estaba muy bien, pero lo malo es que se le suma el elemento “malo malísimo”. Un antiguo dios Tangariano de la muerte que resucita a los muertos como zombies a su servicio. La trama en vez de centrarse en la guerra se desplaza hacia el enfrentamiento con este dios y parece que pierde un poco el norte cuando nos presenta más de seis frentes de acción simultáneos.

Valoración: Tampoco acaba, pero que se gana un hueco en mi colección.

2 comentarios:

  1. Pues a mí la que menos me gustó fue Day Of Vengeance...

    ResponderEliminar
  2. Ayer mismo me leí el Adam Strange... Me gustó, aunque reconozco que sobre todo por el dibujo.

    Y el final decae un monton, no nos engañemos... El principio, sin embargo, tanto en dibujo, coloreado y photoshopeado en lugar de entintado, es absolutamente delicioso.

    ResponderEliminar